Skip to content

Análisis Super Mario 64 DS

El comienzo de un viaje y la torpeza de una leyenda

 

A veces un juego que tiene más de 22 años tiene la habilidad de hacerte sentir bien, satisfecho, disfrutarlo como ningún otro… y otras veces no.

thumb-350-750689
Super Mario 64 DS es un “remake” para la consola portátil Nintendo DS. Por supuesto, esta versión solo tiene 14 años en contraste con la original, pero aún recuerdo aquellos días cuando vi los primeros “sprites” de Mario 64 y mi imaginación empezó a volar. Fue el regalo de una revista de videojuegos. Nos daban una cinta VHS con sus primeras imágenes. Se puede decir que fue el comienzo de algo grande, el primer “gameplay” y por supuesto los primeros minutos de lo que sería una obra maestra. ¡Qué recuerdos!

Recuerdo lo deslumbrante que lucía, si lo comparábamos con otros títulos de la saga como por ejemplo Super Mario World este Mario era muy distinto. Esos polígonos eran pura fantasía tridimensional. Esa sensación de poderío y libertad. Nos dejaba sin aliento. Cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que iba a salir de lanzamiento, junto con Nintendo DS, una pequeña joya llamada Super Mario 64 DS. Se iba a cumplir finalmente mi sueño. Jugar, pasarme y disfrutar de un clásico atemporal en cualquier lugar.

Imaginaos esto: entras en la tienda, compras tu nueva y reluciente Nintendo DS (pegarte buscando el palito de la consola pensando que se había perdido durante 15 minutos también queda como momento inolvidable en mi memoria) y con ella el Super Mario 64 DS. Pensé: “La vida mola”. Qué gran error.

WiiUVC_SuperMario64DS_06
Empecemos por el hecho de que cuando comenzamos a jugar no lo hacemos con Mario. ¿Nintendo, en serio? Yoshi será el primer personaje al que le pondremos las manos encima. Creedme, a pesar de que suelo sacrificar a nuestro pequeño compañero para ir algo más deprisa, no quiere decir que le tenga ningún tipo de animadversión. Nada más lejos de la realidad, pero si compro un juego con Mario como protagonista, quiero jugar con él desde el minuto 1.

Los controles son bastante torpes, en concreto la cámara. Es obvio que el juego en un principio no estaba diseñado para ser jugado en esta plataforma, es un remake, pero la cámara original, a pesar de no ser buena tampoco, es 20 veces más efectiva. El movimiento de los personajes, por otro lado, es fluido y natural, a pesar de no tener un “stick” analógico como sí lo tenía el mando de Nintendo 64. Se juega bastante bien, pero la cámara trunca un poco la experiencia de lo que podía haber sido algo increíble: disfrutar de Mario 64 en cualquier parte.

maxresdefault
Algo bastante más positivo es la idea de poder utilizar más personajes. Ver a Yoshi, Luigi y Wario en el Castillo de la Princesa Peach es una pasada, y la idea de usar las habilidades especiales de cada uno de ellos para conseguir alguna que otra estrella es una idea fantástica, pero es el único añadido al juego original que puede considerarse relevante e importante.

El numero de estrellas que podemos conseguir también es más alto, un total de 150 estrellas en contraste con las 120 que podíamos conseguir en el original. Los minijuegos que vamos desbloqueando conforme avanzamos en la aventura también son agradables, pero son solo eso, un simple guiño, un entretenimiento para alargar y apaciguar la memoria de cualquier jugón que está viendo como Mario 64 en Nintendo DS no se disfruta de la misma manera que en el original.

A ver, no me malinterpretéis, he disfrutado el juego muchísimo. Es divertido, rápido y entretenido, pero ¿qué juego de Mario no lo es?

Todos estos análisis están motivados hacia la idea de que no nos importa cómo luce un juego de DS, tanto en lo visual como en lo auditivo. Es un camino hacia los sentimientos, la imaginación y la jugabilidad. La nostalgia es siempre una buena aliada y en esta ocasión, aunque el juego no es malo, prefiero quedarme con ese recuerdo de un chico atónito pendiente de la televisión viendo como se movía Mario 64 en el año 1996 que truncarla con todas las veces que dejé morir al fontanero gracias a una cámara que, en vez de ayudarnos a continuar, se dedica a trolear al jugador hasta hacerle perder la paciencia.

maxresdefault (1)
Gracias por leer este pedazo de mis memorias, espero que os haya gustado el primer análisis para DSaster. Nos vemos.

PROS

  • Es divertido y rápido
  • Más estrellas que en el original
  • Los minijuegos

CONS

  • Es difícil de controlar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: